¿Cómo están tus huesos?

¿Cómo evitar el dolor de huesos y la descalcificación?

Al llegar la primavera las temperaturas son cambiantes, y, como es lógico, afecta a nuestros huesos y articulaciones. Lo mejor es prevenir por dentro y por fuera. Por fuera podemos usar cremas tópicas para la inflamación, cuyos resultados son espectaculares. Y por dentro, que es, quizás, más importante, debemos aportar elasticidad a esas articulaciones, incluyendo vitamina C; y para frenar y prevenir el desgaste, lo haremos, principalmente, con colágeno y magnesio.